miércoles, 21 de noviembre de 2018

CARMENA MÁS OCUPADA CON SU LISTA QUE CON LOS SERVICIOS SOCIALES



COMUNICADO PLATAFORMA POR LA REMUNICIPALIZACIÓN Y GESTIÓN DIRECTA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS DE MADRID
   
Carmena más ocupada con su lista que con los Servicios Sociales


Es evidente que en estos cuatro años no se ha trabajado lo suficiente desde el Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo para mejorar la eficiencia y eficacia de la gestión de todos los servicios que tienen que ver con las personas más desfavorecidas o necesitadas. Tampoco se ha cumplido el programa electoral en materia de Remunicipalización, obviando las posibilidades de recuperar distintos sectores de Servicios Sociales cuando han concluido sus contratos. Se ha seguido la política que el PP instauró, haciendo desaparecer las diferencias ideológicas entre Ahora Madrid y el partido conservador. Marta Higueras Garrobo, titular del Área, no ha mostrado empatía alguna con las personas que merecen unos derechos sociales dignos.
     Las políticas de familia e infancia, la atención a las personas en situación de dependencia, tanto mayores como inmigrantes, gozan de una salud preocupante. La licitación de contratos para empresas privadas, algunas en manos de fondos buitres, es la manera más eficaz de perder el control sobre la adecuación de la prestación del servicio. Este es el contexto generalizado en los servicios adscritos al Área de Derechos Sociales.
     El evidente sufrimiento de las plantillas reducidas, sin convenios dignos y en circunstancias de máxima carga de trabajo sin herramientas modernas tanto en infraestructuras como materiales, son la evidencia de un olvido premeditado del equipo de gobierno de Manuela Carmena, que, en su ánimo de acaparar una candidatura presidencialista sin participación de la ciudadanía, resta importancia a una responsabilidad institucional que debería tener como objeto, la protección y amparo de las personas y colectivos más necesitados.
     La Ayuda a Domicilio, los Centros de Personas sin Hogar, los Centros de Atención a la Infancia, Apoyo y Orientación a Inmigrantes, Apoyo y Orientación a la Mujer, Ayuda a Discapacitados, Samur Social, etc., son servicios que están sumidos en la realidad de la búsqueda de beneficios económicos por parte de las empresas, dejando en segundo plano la finalidad de prestar una ayuda eficiente y digna a usuarias/os. Y con el acuerdo para los próximos presupuestos de 2019, se sigue respaldando la política de sostener las cuentas de beneficios de empresas privadas que parasitan nuestros servicios públicos.
     Ante una realidad rotundamente injusta tanto con las trabajadoras/es, como usuarias/os, no cabe otra opción que la denuncia pública de una sublime insensibilidad del actual equipo de gobierno de Ahora Madrid para aportar soluciones. Creemos necesario un marco de diálogo para escuchar las lógicas peticiones de las plantillas que denuncian una gestión deficiente en el Área de Derechos Sociales, que redunda por desgracia, en la acentuación de los problemas de las clases más desfavorecidas.

     Esta Plataforma apoyará cualquier iniciativa de lucha social por parte de trabajadoras/es y usuarias/os para recuperar la dignidad y la solidaridad que merecen las personas más débiles socialmente.

lunes, 8 de octubre de 2018

PRÓXIMO ACTO "LA ZONA OSCURA DE LAS PRIVATIZACIONES"

“LA ZONA OSCURA DE LAS PRIVATIZACIONES”
El viernes 19 de octubre se expondrán argumentos rigurosos avalados por la experiencia de los ponentes sobre un problema real y un dilema actual. Los costes económicos, laborales y sociales del fraude paralelo e implementado en muchas de las gestiones privadas de distintos servicios públicos, que envuelven a contratantes y contratados en una zona oscura que es esquiva a la luz y opinión pública.
La elección de la gestión privada para los Servicios Públicos es una decisión que puede tener graves consecuencias tanto para las personas usuarias como para l@s trabajador@s.
Además de l@s ponentes anunciados, contaremos con la presencia de Carlos Granados, titular de la oficina antifraude del Ayuntamiento de Madrid, que informará de la creación y actividad de dicha oficina.
Os invitamos a participar en este acto.

lunes, 24 de septiembre de 2018

RE-PRIVATIZACIÓN DE LA GESTIÓN DE LOS POLIDEPORTIVOS QUE VENCEN CONTRATO




EL AYUNTAMIENTO DE MADRID NO RECUPERA, SINO QUE RE-PRIVATIZA LA GESTIÓN DE LOS POLIDEPORTIVOS QUE VENCEN CONTRATO
LAS CONSECUENCIAS LAS PAGARÁN L@S MADRILEÑ@S, POR EL DETERIORO EN EL SERVICIO Y UN SOBRECOSTE DEL 32%


El pasado 31 de agosto el Ayuntamiento de Madrid publicaba una nota de prensa afirmando que “Cinco centros deportivos municipales, actualmente de gestión indirecta, serán recuperados a medida que vayan finalizando los contratos de las empresas adjudicatarias”
De lo que informaba la nota en realidad era que el 30 de agosto la Junta de Gobierno había acordado “Autorizar el contrato de servicios denominado prestación de servicios deportivos y complementarios en el Centro Deportivo Municipal Francisco Fernández Ochoa del Distrito de Carabanchel, y el gasto plurianual de 3.293.031,86 euros”.
¿Tan mala conciencia tiene el área de Cultura y Deporte del Ayuntamiento, cuya gestión asumió la alcaldesa Manuela Carmena, para retorcer las palabras de esta manera tan burda?
El Ayuntamiento no recupera el centro deportivo; lo único que cambia es que nombra una persona que ejerza la dirección, y se hace cargo del mantenimiento y reparaciones de la instalación (tarea que también es realizada con gestión privada). Un gran chollo para las empresas, que según el pliego de condiciones del contrato licitado, se encargará de “la prestación de los “Servicios Deportivos y Complementarios” necesarios para la apertura; la prestación de servicios deportivos, de salvamento y socorrismo, los servicios sanitarios, la administración, el cobro de precios públicos y el control higiénico-sanitario de las instalaciones a través de las actuaciones de limpieza, la conservación y el mantenimiento necesario para el funcionamiento del centro deportivo municipal Francisco Fernández Ochoa”. O sea toda la actividad.
¿No ha escarmentado el Ayuntamiento con el abandono que las empresas privadas han realizado en varios polideportivos de la ciudad, provocando el deterioro de su funcionamiento (caso del Fdez. Ochoa) o directamente el cierre de otros y dejando tirados a trabajador@s y usuari@s (caso del polideportivo Moscardó, Breogán o recientemente Fuente del Berro? El tema de la gestión directa de los polideportivos, como del resto de los servicios públicos, no es una opción ideológica, simplemente es un ejercicio de responsabilidad, ya que beneficia a usuarias y usuarios, trabajador@s e incluso a las arcas municipales.
Porque la contratación privada del servicio, además de los perjuicios señalados, supone un sobrecoste de un 32% sobre lo que cuesta realmente el servicio que van a contratar. Estos son los datos oficiales del contrato del Fernández Ochoa, para una duración de 19 meses (del 1-01-2019 al 31-07-2020):
Gastos de la prestación del servicio
Suministros y otros
133.791,67€
Costes salariales
2.232.742,19€
Imprevistos (5%)
118.326,69€
SUMA COSTE SERVICIO
2.484.860,55€


Gastos extras causados por la privatización
Beneficio empresarial (10%)
236.653,39€
IVA (21% sobre 2,721,513,93)
571.517,93€
SUMA SOBRECOSTE (32,5%)
  808.171,31€


Total contrato
3.293.031,86€
Es decir, que para un coste total de 2,48 millones de euros, el Ayuntamiento se va a gastar un 32% de más, 808 mil euros, simplemente por poner el servicio en manos de en una empresa privada. Con ese dinero excedente, se podrían mejorar muchos de los servicios que se prestan, se podrían abaratar las tasas, se podrían mejorar los sueldos de los trabajador@s, y un largo etcétera. En lugar de buscar estos beneficios para la ciudadanía, el Ayuntamiento escoge la vía del sobrecoste del servicio que será de peor calidad, como está pasando en general con todos los servicios en manos privadas.

martes, 10 de julio de 2018

NO A LA REPRIVATIZACIÓN DE LOS POLIDEPORTIVOS QUE FINALIZAN CONTRATO




NO A LA REPRIVATIZACIÓN DE LOS POLIDEPORTIVOS QUE FINALIZAN CONTRATO

Hace pocos meses, el Ayuntamiento de Madrid anunciaba un nuevo sistema de gestión mixta para los 5 Centros Deportivos Municipales cuyo contrato de gestión privada vencía en esta legislatura. Dicho sistema contemplaba que una parte menor de las tareas fueran asumidas directamente por el municipio, con personal propio, y la mayor parte se volviera a licitar a las empresas privadas. Este modelo fue rechazado de manera generalizada, entre otros motivos por la inseguridad que generaba a los trabajadores y trabajadoras, al no contemplar la subrogación, y porque no suponía avance sustancial en la gestión de un servicio que está cada vez más deteriorado por el afán de las empresas privadas.
Estas críticas recibidas a un modelo que no contentaba a nadie, y la movilización de las y los trabajadores, hicieron replantear al equipo de gobierno municipal su estrategia a seguir, y ahora anuncian un modelo, que llaman de gestión directa, que no es más que una continuidad pura y dura del modelo privatizador.
¿Qué cambia en este modelo? Que la dirección del Polideportivo estará a cargo de una persona nombrada por el Ayuntamiento de su propia plantilla, pero el resto de las actividades salen de nuevo a licitación para que las gestionen empresas privadas.
El Ayuntamiento de Madrid alega que este modelo es el que tiene mayores garantías jurídicas para la continuidad de los y las trabajadoras en sus puestos de trabajo. Pero esto es sólo cierto si se compara con la propuesta anterior, en la que se renunciaba a la subrogación, tanto de la parte que se gestionaría de manera directa como la que quedaría en manos de empresas privadas, amparándose en algunos sindicatos que preferían defender intereses corporativos en lugar de otros más generales. Se trata de una comparación tramposa: amenaza con despidos y luego ofrece “quedarme como estoy”, como dice el refrán.
El modelo que se propone significa mantener la precariedad laboral de las plantillas con la que las empresas privadas gestionan los Polideportivos, con bajos salarios, contratos temporales en muchos casos, muy lejos de esas garantías laborales que se anuncian.
Además este modelo supone no avanzar ni un sólo paso hacia la regularización de muchos de las y los trabajadores interinos  con contratos a tiempo parcial e ínfimas condiciones laborales, que por el contrario y con la gestión directa, tendrían expectativas de mejorar y estabilizar sus horarios y salarios, al tener que aumentar unas plantillas deficitarias.
No es cierto que sea imposible legalmente la subrogación  por parte de la administración que decide asumir de manera directa la gestión de un servicio; hay muchas sentencias judiciales que obligan a esta subrogación, y hasta la nueva ley de contratos del sector público lo deja planteado con más claridad: Se trata de un mandato legal. ¿No lo ha hecho el propio Ayuntamiento de Madrid en los casos de BiciMad o la Funeraria, que tan buenos resultados están dando? Querer mejorar las condiciones laborales y acabar con la precariedad no es pretender un privilegio (como hay quien pretende dar a entender); simplemente se trata de un DERECHO.
Por supuesto que estamos contra los despidos, y por ello a favor del mantenimiento de los puestos de trabajo. Pero no en condiciones precarias como las actuales y sin un horizonte claro a largo plazo. Exigimos las mejoras laborales que significaría una subrogación de las y los trabajadores en el sector público municipal, y la mejora de las expectativas del personal interino, y por eso compartimos la posición adoptada por el comité de empresa del Ayuntamiento de Madrid que recientemente ha rechazado la actual propuesta reprivatizadora.
Pero además, cuando reclamamos la gestión directa municipal del servicio deportivo, queremos que acaben las corruptelas en los contratos, la mala calidad o privaciones de algunos servicios que sufren muchas de las personas usuarias de los mismos y que hemos denunciado en anteriores ocasiones; queremos por ejemplo que un bono sacado en una piscina de titularidad municipal pueda ser usado en cualquier otra piscina de la red municipal.
Y queremos también que se ponga fin al deterioro de las instalaciones poco mantenidas por las empresas privadas, y que el Ayuntamiento, es decir todos los vecinos y vecinas de la ciudad, nos ahorremos gastos superfluos de los contratos, como el beneficio empresarial, el IVA, y un largo etcétera.
Si rechazamos el modelo reprivatizador que se propone no es para colocar en una situación de incertidumbre a quienes ya trabajan allí, sino todo lo contrario, por exigir que se mejoren sus condiciones laborales y tengamos un servicio de mejor calidad y más barato para las arcas municipales.
Y un detalle importante: No llamen remunicipalización ni gestión directa a un modelo en el que el 95% de la actividad y la plantilla pertenece a una empresa privada a la que el Ayuntamiento paga por realizar esos servicios. Un poco de seriedad, por favor.